Fibras de origen animal

En México, este tipo de fibras proviene principalmente de animales domésticos. Se trata por ejemplo del pelo de conejo o tzuncale (náhuatl), que son fibras suaves y se usan principalmente para hilar textiles como los huipiles en Chilapa, Guerrero.

La lana, obtenida de borregos (Ovis aries), son fibras elásticas, suaves y cortas que se hilan en malacate para elaborar, por ejemplo, huipiles ceremoniales tejidos en telar de cintura por los tzotziles de San Juan Chamula, Chiapas.

La seda es una fibra de proteína segregada por larvas de mariposas, y que al entrar en contacto con el aire forma el capullo. En los estados de Oaxaca, Puebla y Tlaxcala aún se cultivan especies productoras de seda como la mariposa del madroño (Eucheira socialis) y el gusano de bolsa (Eutachyptera psidii), los cuales anidan sobre madroños (Arbutus sp.) y encinos (Quercus sp.), respectivamente. En Oaxaca, para el procesamiento de la seda, en vez de desenrollar todo el filamento del capullo (que solo es posible si se mata a la crisálida), los sericultores indígenas dejan que la mariposa adulta emerja disolviendo su camino para salir del capullo y, por lo tanto, rompiendo la continuidad del filamento. Los capullos vacíos se hierven en ceniza y luego se hilan con husos ligeros como los que se usan para hilar el algodón. El resultado es una hebra con brillo tenue que le da a los textiles una textura irregular de intensa belleza. Con la seda se elaboran, por ejemplo, rebozos tradicionales, tejidos en telar de cintura en Santa María del Río, San Luis Potosí; en Oaxaca se usa además en fajas, en textiles tradicionales y de uso ceremonial1, 2, 3.

Referencias
  1. De Ávila, B. A. 1997. Hebras de diversidad: los textiles de Oaxaca en contexto. En: Klein, K (Ed.). El hilo continuo: la conservación de las tradiciones textiles de Oaxaca. Getty Conservation Institute. Singapur.
  2. Hernández, B. F. 2001. La seda nativa: un recurso potencial para el estado de Veracruz. Foresta Veracruzana 3(2): 53-56.
  3. Ramírez, R. 2014. Atlas de textiles indígenas: las fibras, los tintes y las técnicas. Arqueología mexicana 55: 74-77.

Actualizado en: 29/07/2020 - 16:10hrs.